Hasta el heavy metal se pasa al “vapeo”

Todos recordamos locales emblemáticos del rock heavy en Valencia, como el Paberse Matao donde grupos valencianos e internacionales nos han hecho vibrar con sus directos y donde nos hemos alargado con los colegas hasta el amanecer. Pero si hace años que abandonamos estas andanzas. Notaremos un fuerte cambio: el bourbon ha sido sustituido por el Jaghermaister y el ambiente de tinieblas densa ha desaparecido y, desgraciadamente, podemos ver con claridad todos los detalles de los rincones de tan emblemático antro. Y es que la nueva ley antitabaco a erradicado la humareda y el olor a ceniza de todos los lugares públicos.

Del bourbon al Jager y del pitillo al cigarrillo electrónico. La única manera de seguir en el ambiente al 100% reventando nuestros tímpanos con amplis a toda caña siendo fumadores es optar por los e-cigars, dispositivos electrónicos que producen vapor denso por la combustión interna de unos líquidos que pueden llevar o no nicotina pero que resultan inocuos para el entorno y por ello está permitido vapear en espacios públicos y cerrados sin problemas. Además al no llevar monóxido de carbono ni alquitrán es menos dañino vapear que fumar, aunque son aspectos que no solemos tener en cuenta en medio de un concierto de heavy metal, la verdad.

Como ya hemos visto en múltiples ambientes, hasta los chicos más duros del famoseo se han pasado al cigarrillo electrónico y no dudan en lucirlo en cualquier tipo de situación. Cierto es que cada vez más el diseño de los cigarrillos electrónicos es ergonómico, haciendo de su consumo algo igual de espontaneo que encenderse un cigarro normal. Y por supuesto, el diseño recuerda en muchos casos al tabaco normal con lo cual no afecta a nuestro look de rockeros heavys el haberse sumado a la moda del vapeo.