Porque a veces no vale sólo escuchar música en el ipod, hay veces en las que uno necesita descargar adrenalina, como si estuvieras en un concierto en vivo. Bien saltando y gritando, formando parte del público, como si tienes la suerte de saber tocar y ser el protagonista.

Pero para aquellos que no tenemos ni puñetera idea de tocar, hace unos años que la llegada del “Guitar Hero”, nos supo a gloria. Tanto si tocabas solo como si te liabas en una competición con un colega, el resultado era el mismo: disfrute máximo.

Al principio puede resultar complicado, habituarse a tocar todas las notas, sobretodo las de los dedos anular y meñique (esas sí que pueden resultar difíciles!). Pero como todo en esta vida, la práctica hace que vayas adquiriendo más soltura y superes todas las canciones con nota.

Parece mentira, pero este tipo de actividades, además de distraer y relajar, desarrolla tu capacidad de concentración y de agilidad. Totalmente recomendable para acabar con el estrés del día a día, y para echarse unas risas con los colegas. Yo cogí mi guitar hero en iLevante a muy buen precio.