Según informa el diario EL PAÍS “el Ayuntamiento de Madrid ha cerrado la emblemática Sala Caracol en cumplimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), han informado a Efe fuentes municipales”.

Parece ser que, según las mísmas fuentes, la Sala Caracol tienen una licencia que le permite funcionar como taller de enseñanza musical, pero carece de una de uso terciario recreativo, que es la licencia que le corresponde a una sala de conciertos.

La sala a informado en un comunicado que el Servicio de Disciplina Urbanística del Ayuntamiento de Madrid precintó ayer la actividad del local, ubicado en la calle Bernardino Obregón de Madrid, según informa en su web el diario El País.

Una mala noticia ya que poco a poco se van cerrando salas donde poder realizar conciertos, pero también es cierto que si los motivos son de falta de licencias creo que lo lógico es hacer cumplir la ley, aunque a muchos nos duela el cierre, eso sí también exigiría que se cumpliese la ley en todos los locales sean del tipo que sea, ¿y eso realmente ocurre?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *